Entradas

El-gran-pianista-Sergei-Rachmaninoff-1920

El gran pianista Sergei Rachmaninov

Compositor, pianista y director de orquesta ruso que nace en el 1873 y muere en 1943. Está considerado uno de los pianistas más influyentes del siglo XX.

Fue el cuarto de una familia de seis hermanos. Desde sus primeros años, concretamente a los seis, fue orientado para recibir sus primeras clases de piano por parte de su madre. Su familia sufrió problemas financieros, además de la pérdida de dos hermanos.

A los 9 años, Rajmáninov fue inscrito en el conservatorio de San Petersburgo, gracias a la ayuda de su abuela materna. Sin embargo, no destacó como buen alumno debido a su mal comportamiento. Posteriormente, fue admitido en el conservatorio de Moscú donde empezó a mostrar su talento.

Tras el fracaso de su primera obra, su concierto para piano número 2 fue un éxito mundial. La Revolución Soviética le hizo abandonar su país y pasar sus últimos años de vida en Estados Unidos.

Una de sus obras más conocidas es ‘Preludio en do sostenido menor’:

Ennio-Morricone-el-compositor-que-puso-banda-sonora-a-la-tarde-de-los-sabados-1920

Ennio Morricone, el compositor que puso banda sonora a la tarde de los sábados

Ennio Morricone, nace en Roma el 10 de noviembre de 1928, es un compositor y director de orquesta mundialmente conocido, por haber compuesto la banda sonora de más de 500 películas y series de televisión.

Entre sus composiciones destacan las bandas sonoras de películas tan conocidas como, «Por un puñado de dólares»,  «La muerte tenía un precio», «El bueno, el feo y el malo» o «Hasta que llegó su hora». No obstante, su obra se extiende a multitud de géneros de composición, convirtiéndolo así en uno de los compositores más versátiles de la historia del cine y también de los más influyentes del siglo XX. Sus composiciones para «Días del cielo», «La misión» o «Cinema Paradiso» son catalogadas como auténticas obras maestras.

Morricone ha vendido más de 70 millones de discos.

A los seis años había compuesto su primera obra. Comenzó a tocar la trompeta cuando era un niño y estudió en la Academia Nacional de Santa Cecilia. A los 12 años entró en el conservatorio, inscribiéndose en un programa de armonía de cuatro años, pero lo acabó en seis meses. Después de graduarse en 1954, empezó a ser un escritor fantasma, componiendo música para películas que se atribuían otros músicos de la época.

En los años cincuenta recibió un diploma en instrumentación para banda y al poco tiempo Sergio Leone, su amigo de la infancia, lo llama para componer la banda sonora de sus películas y juntos crearon un punto de vista diferente del Western, con la película «Un puñado de dólares».

Durante los 80 y 90 compuso la banda sonora de «Érase una vez en América», «La misión», «Los intocables de Eliot Ness», «Cinema Paradiso», ya más recientes «Malena» o «Campos de Esperanza».

Algunos de sus Premios

Grammy: 2

Globos de Oro: 3

BAFTA: 5

David de Donatello: 10

Nastro d’argento: 11

Premio de Música Polar

Óscar honorífico en el 2007 y cinco veces nominado en la categoría de Mejor banda sonora.

Nominado para la edición de los Óscar de este año en la categoría de Mejor banda sonora por la película «Los odiosos ocho». Esta película recibió en 2015 el Globo de Oro y el BAFTA a la mejor banda sonora. Además de Critics Choice Awards: Mejor banda sonora, Críticos de Los Ángeles: Nominada a Mejor banda sonora y  Asociación de Críticos de Chicago: Mejor banda sonora.

Ghost,-la-banda-de-Metal-que-consiguió-dos-Grammys-1920

Ghost, la banda de Metal que consiguió dos Grammys

Nos paramos en esta banda «especial» que anoche consiguió su segundo Grammy con solo tres discos publicados.
Esta banda sueca de Heavy metal y Doom metal, de apariencia singular, ganó el día 15 de febrero su segundo Grammy.
Esta banda es fácilmente reconocible por su excéntrica presentación en directo. Cinco de sus seis miembros de la banda se visten idénticos y llevan su cara cubierta por una máscara. El vocalista lleva una cara protésica con el dibujo de una calavera.
Las verdaderas identidades de los miembros se mantienen en secreto y el vocalista se llama así mismo Papa Emeritus y los músicos Nameless Ghouls, representan los cinco elementos (fuego, agua, aire, tierra y éter),
• (Fuego) Guitarra – Alfa (Α)
• (Agua) Bajo
• (Aire) Teclado
• (Tierra) Batería
• (Éter o Quintaesencia) Guitarra rítmica – Omega (Ω)

En 2010, salió su álbum debut Opus Eponymous y las críticas positivas y la nominación a los premios Grammy contribuyeron a aumentar la popularidad del grupo.
Su segundo álbum de estudio, Infestissumam se publicó en 2013 y debutó en el número uno en Suecia y ganó el premio Grammy por Mejor Álbum de Hard Rock/Metal.
Su tercer y por ahora último álbum de estudio Meliora se publicó en 2015, alcanza al número uno en su país natal Suecia y el número ocho en los Estados Unidos.
El líder de Foo Fighters, Dave Grohl (batería de Nirvana) fue uno de los productores de su primer disco y tocó una vez con ellos.

La canción ganadora Cirice

Fuente imagen

El-curioso-caso-de-Blind-Tom-que-tocaba-de-oído-1920-2

El curioso caso de Blind Tom,que tocaba de oído

Hijo de esclavos, fue vendido en 1850 junto a sus padres al general James Nail Bethune. Blind Tom era ciego de nacimiento y padecía de autismo.
Al ser ciego, no podía ir a trabajar a la plantación de su amo y pasaba mucho tiempo con los hijos del general. Cuando alguna de las hijas tocaba el piano, el niño se quedaba absorto escuchando la música.
Una noche, el general escuchó música de piano que procedía de una sala que estaba a oscuras y bajó pensando que era una de sus hijas que estaba practicando, pero la sorpresa fue mayúscula al ver que quien estaba al piano era el pequeño Tom, que con apenas 4 años tocaba a la perfección una sonata de Mozart.
El pequeño Tom era capaz de memorizar e interpretar al piano sin un solo fallo cualquier composición con sólo escucharla una vez. Cada nota que Tom escuchaba se imprimía de forma indeleble en su mente, siendo capaz de reproducir cualquier pieza de principio a fin sin un fallo.
Con 11 años tocó delante del Presidente estadounidense Buchanan dos piezas nuevas «la primera de 13 páginas de extensión y la segunda de 20».
Dio conciertos por Europa y EE.UU y en su repertorio incluía a Beethoven, Mendelssohn, Bach, Chopin, Verdi, Rossini y muchos más.
Se comentaba que su memoria era tan exacta, que podía repetir sin perder una sola sílaba un discurso de 15 minutos, aunque no entendiera ni una sola palabra. También canciones en francés o alemán, con solo escucharla una vez, eran repetidas literalmente.
Hijo de esclavos, fue vendido en 1850 junto a sus padres al general James Nail Bethune. Blind Tom era ciego de nacimiento y padecía de autismo.
Al ser ciego, no podía ir a trabajar a la plantación de su amo y pasaba mucho tiempo con los hijos del general. Cuando alguna de las hijas tocaba el piano, el niño se quedaba absorto escuchando la música.
Una noche, el general escuchó música de piano que procedía de una sala que estaba a oscuras y bajó pensando que era una de sus hijas que estaba practicando, pero la sorpresa fue mayúscula al ver que quien estaba al piano era el pequeño Tom, que con apenas 4 años tocaba a la perfección una sonata de Mozart.
El pequeño Tom era capaz de memorizar e interpretar al piano sin un solo fallo cualquier composición con sólo escucharla una vez. Cada nota que Tom escuchaba se imprimía de forma indeleble en su mente, siendo capaz de reproducir cualquier pieza de principio a fin sin un fallo.
Con 11 años tocó delante del Presidente estadounidense Buchanan dos piezas nuevas «la primera de 13 páginas de extensión y la segunda de 20».
Dio conciertos por Europa y EE.UU y en su repertorio incluía a Beethoven, Mendelssohn, Bach, Chopin, Verdi, Rossini y muchos más.
Se comentaba que su memoria era tan exacta, que podía repetir sin perder una sola sílaba un discurso de 15 minutos, aunque no entendiera ni una sola palabra. También canciones en francés o alemán, con solo escucharla una vez, eran repetidas literalmente.

Baby-Blue-de-Badfinger--la-canción-de-la-última-escena-de-Breaking-Bad-1920

Baby Blue de Badfinger (la canción de la última escena de Breaking Bad)

Breaking Bad, es una de las mejores series de todos los tiempos, en ella todo es perfecto, la fotografía, la historia, los personajes, la ambientación, la trama y por supuesto la música, su magnífica música, pensada para que en cada capítulo, sumase expresividad a las imágenes.

Vince Gilligan, creador de la serie, eligió esta canción para que sonase en la última escena de la serie de televisión.

Esta canción no era muy conocida si la comparamos con otros clásicos de la banda como  «No matter what» o «Come and get it», pero eso cambió en el momento en que se escucha en la última escena de Breaking Bad.  Las escuchas en Spotify se incrementaron un 9.000 por ciento, durante las 11 horas siguientes a la emisión del capítulo y esa misma noche, iTunes vendió 5.000 copias del tema.

Badfinger, fue una banda británica originaria de Gales. Está considerada como la banda más importante del llamado power pop. A pesar de su éxito y calidad indiscutible de sus temas, no ha sido muy apreciada hasta este siglo, lo que la ha convertido en una banda de culto.

La canción fue inspirada por Dixie Armstrong, la exnovia del fallecido cantante Pete Ham, y fue el último éxito en la carrera de la banda británica.

Sólo el paso del tiempo ha servido para que se revalore el trabajo musical de Badfinger, hoy está claro que fueron unos excelentes músicos.

Ademas-de-genios,-tambien-eran-humanos-1920

Además de genios, también eran humanos

Sorprende descubrir que estos genios, también tenían sentimientos muy humanos…

  • Schubert era un tímido consumado, cuando terminaba de tocar, cogía y se piraba a la francesa, evitando así tener que saludar a nadie.
  • El maravilloso Chopin, tenía pánico a los teatros grandes y si tenía que tocar en uno sentía que se asfixiaba, vamos lo que hoy se considera pánico escénico.
  • Stravinsky, era hipocondríaco, es decir tenía y padecía todas las enfermedades del mundo, se hizo extirpar el apéndice por miedo a que se inflamara.
  • Schumann, Brahms y la chica (Clara Wieck), estos dos genios se enamoraron de la misma chica, dando lugar a un trío amoroso un tanto extraño, aunque ella ya estaba casada con Schumann y así continuó.
  • Rossini adoraba los canelones, además era conocido por sus habilidades culinarias. Los canelones como los conocemos hoy en día, es una receta perfeccionado por este gran compositor de óperas.
  • Tchaikovsky, el compositor del Lado de los Cisnes, fue víctima de la incomprensión, se sospecha que se envenenó con arsénico, cansado de guardar en secreto su homosexualidad.

A pesar de sus «manías humanas», cada uno es un mundo particular, comprensible únicamente gracias a la grandeza de sus obras, que permanecerán para complacencia de los que sepan apreciarlas y aceptarlas.

Frases positivas para los músicos

frases positivas para los músicos y practicantes de algún instrumento.

La mente subconsciente, la gran aliada de los músicos

Todo pianista y músico en general ha tenido en alguna ocasión la desagradable  experiencia de comprobar que, tras horas y horas de estudio en casa, la mente nos traiciona al llegar al escenario, haciendo que pasajes archirepasados suenen como si los estuviésemos leyendo a primera vista.

Muchas veces nos torturan o nos autotorturamos pensando que ha sido falta de estudio, pero si realmente siempre sale cuando estamos tranquilos, el problema no se debe a la falta de preparación.

Debemos tener en cuenta que en el estudio no solo entra en juego la mente consciente, con su análisis de ideas y racionalización. Existen varios tipos de memorias esenciales en la interpretación: visual, digital y por supuesto auditiva son las principales. La primera nos ayuda a recordar lo escrito en la partitura, sabemos en qué página estaba, dónde estaba escrito y qué estaba escrito; la digital es de grandísima ayuda, gracias a ella, los dedos saben a donde tienen que ir, como en una lograda coreografía por el teclado y, por último la auditiva nos dice lo que tiene que sonar a continuación, facilitándonos enormemente la tarea.

Sabiendo esto, es importante tenerlo en cuenta en el escenario y en el estudio, pero no dotando nunca del interés esencial a ninguno de los tipos de memoria, pues muchas veces se peca también, de apoyarse excesivamente en la memoria digital y, si en un determinado punto de la ejecución, los nervios nos traicionan y no recordamos la posición siguiente, no tendremos ni idea de por dónde seguir.

Concluyamos entonces, que un estudio consciente es de gran importancia, valorando los tipos de memorias mencionados sumados a todos los análisis de la mente racional. Sin embargo, al llevar al público lo estudiado, la mente subconsciente es nuestra gran aliada.

Fijar la atención en el sonido, en las sensaciones, o en el resultado general, sin prestar atención a ninguno de los pequeños elementos que conforman  la construcción de la obra interpretada, puede salvarnos la vida, haciendo además que ésta llegue al público de un modo más fresco y libre, permitiéndole así un disfrute auténtico y no una miseria compartida, como da la impresión de serlo en ocasiones, cuando olvidamos que la música es, en primer lugar, lenguaje y motor de emociones.

¿Será verdad que los músicos son más inteligentes?

La música es mucho más que un montón de notas y silencios plasmados en una partitura, es un lenguaje, el más increíble de todos, por ser el único comprensible por cualquiera, sea cual sea su idioma, condición social o religión. Al hacer sonar las notas del modo correcto, se da comienzo a una maravillosa transformación en nuestro cerebro, que permite que sea un medio de curación, de diversión, capaz de entristecernos o alegrarnos, e incluso de hacernos valerosos o taciturnos. La música es capaz de sorprendernos, no hay nada como una canción que nunca hemos escuchado y que se escapa de nuestras expectativas, esa nota o ritmo inesperado son capaces de alterarnos, dando lugar a emociones y sentimientos e incluso de estimular el entrenamiento mental.

Las ventajas que la música ofrece son para todos los públicos, pero son más notorias cuanto más conocimiento se tiene de ella, ¿quiere esto decir que los músicos son más inteligentes? A pesar de que no sea posible afirmarlo por el momento, en cierto modo podríamos decir que sí, pues los músicos profesionales tienen más desarrollado el control psicomotriz y las áreas de proceso auditivo. Del mismo modo, estimula de gran manera las capacidades lingüísticas, la memoria y la imaginación. Es también una especie de medicina que se propaga por el aire, pues reduce la ansiedad y el dolor, e incluso los efectos secundarios producidos por la quimioterapia.

La música es una droga benigna al alcance de todos, capaz de hacernos viajar a otros universos emocionales, y de darnos el valor de enfrentar cualquier situación. No son pocos los que se preguntan cómo sería la vida sin música,  y a pesar de que, por suerte, no sabemos a ciencia cierta la respuesta, sí nos atrevemos a afirmar que el mundo sería un lugar más sombrío y falto de color.

Los músicos, deportistas de élite

En gran cantidad de ocasiones se subestima la ardua tarea de los músicos profesionales, que tras practicar horas y horas en posturas muy poco naturales, acaban sufriendo lesiones.

Desde hace muchos años se compara el trabajo de los músicos con el de los deportistas de elite porque ambos someten a su cuerpo a tareas repetitivas que a la larga provocan más de un susto en no pocos de ellos. Los principales problemas que causan este tipo de daños en intérpretes son:

Malas posturas reiteradas: si bien es cierto que la postura al tocar nunca es muy natural (en unos instrumentos más que en otros), siempre hay una más adecuada, por provocar menos problemas si se hace uso de ella combinada con los descansos necesarios. La higiene postural y la toma de consciencia de cada parte de nuestro cuerpo que interviene a la hora de tocar un instrumento es muy importante para evitar lesiones frecuentes en los músicos como contracturas o peores como tendinitis, epicondilitis y similares. Para ello es esencial adquirir una formación básica en este campo (tan o más importante que el hecho de interpretar).

Tengamos en cuenta que muchos pasajes técnicos no llegan a buen puerto por la utilización inadecuada de algún segmento físico de nuestro cuerpo. El tener conocimiento de esto redunda en una mayor productividad a la hora del estudio. El calentamiento previo también es importante para evitar daños. Preguntad a vuestro profesor de instrumento que os podrá guiar siempre adecuadamente dado que su labor no es sólo enseñar a dar notas, sino también a evitar cualquier sufrimiento innecesario a la hora de interpretar.

Ignorar los dolores: para un músico profesional es altamente importante estudiar varias horas al día, y muchas veces bajo presión por el corto periodo de tiempo con el que se cuenta para preparar un determinado repertorio, pero es de vital importancia no ignorar nunca un dolor al tocar; puede no ser nada e irse como llegó, en unos minutos, o ser la llamada de atención del cuerpo sobre algo que puede acabar en una lesión grave.

Pero lo más importante para evitar males mayores es parar inmediatamente de tocar en cuanto notemos los primeros síntomas de sobrecarga como medida preventiva. Acudir regularmente a un especialista osteópata o fisioterapeuta es otra de las costumbres que un instrumentista debería adquirir para tener en perfectas condiciones la principal herramienta de trabajo: nuestro cuerpo. Lo ideal es que se contara con este servicio en los centros de enseñanza musical, pero la realidad es que lamentablemente lo tenemos que buscar por nuestra cuenta.

Respetar descansos como parte del estudio: este punto también es esencial, pues los dolores y lesiones son causados en la mayoría de ocasiones por una excesiva tensión de tendones, cuerdas vocales, músculos… Y podrían ser evitados con descansos intercalados con el estudio relajando las partes del cuerpo puestas en tensión al tocar.

Por último, es necesario tener en cuenta que no hay dos intérpretes iguales, ni en el modo de tocar, ni anatómicamente, por tanto, no siempre los consejos de otro tienen que ir a misa. Nuestras particularidades físicas nos hacen únicos, por lo que tenemos que hallar una técnica adaptada a nosotros para poder evitar todo tipo de lesiones que pueden llegar a echar por tierra nuestro trabajo de años.