EL PIANO Y EL INFINITO LENGUAJE DE LA MÚSCIA

La música, aparte de ser el único lenguaje universal, es el que cuenta con más medios para expresar sus ideas. Entre ellos, los diversos instrumentos que, cada uno con su personalidad, pueden sugerir emociones, sensaciones y ambientes de lo más variados.

A pesar de que cada instrumento tiene algo que lo hace único y, por tanto de gran utilidad dentro de la música, hay algunos de ellos que resultan más versátiles. El piano por ejemplo, es uno de los grandes nexos entre estilos, y el vivo esquema de toda base de teoría musical, que fue y es el mejor amigo de grandes compositores e intérpretes de todos los tiempos.

Cuenta con un amplísimo repertorio a solo, en el que es el protagonista de obras que van desde solemnes e intrincadas fugas de Bach hasta innovadoras sonatas de John Cage, en las que se modifica el sonido del piano mediante la colocación de objetos entre sus cuerdas, macillos y demás elementos sonoros, pasando por obras salpicadas de ritmos de múltiples lugares como la Bamboula de Gottschalk con clara influencia de la música negra, latina y criolla e incluso por composiciones que imitan las técnicas de otros instrumentos, como en la Suite Iberia de Albéniz, donde el piano emula sonoridades propias de la guitarra. Pocos pueden atisbar siquiera su flexibilidad a la hora de adaptarse a tan dispares estilos.

No hay que olvidar con esto, que en música, no hay mejores ni peores, pues cada uno de los instrumentos existentes aporta palabras nuevas dentro del infinito lenguaje de la música y por ser todos únicos, son también irremplazables.

Producto añadido a favoritos
Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar contenido y publicidad o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnología en nuestra web. Más información